Del infinito al cero. Así lo hicimos
ZIP