Anclajes en tiempos de crisis