La Gripe A pone de manifiesto la importancia de una protección respiratorio óptima