El Homicidio intencional no da lugar a una muerte accidental