La Balanza de pagos y los productos energéticos