RGA RE : una realidad asegurable