2012 se despidió con una fuerte caída