Contra la precariedad laboral

<?xml version="1.0" encoding="UTF-8"?><collection xmlns="http://www.loc.gov/MARC21/slim" xmlns:xsi="http://www.w3.org/2001/XMLSchema-instance" xsi:schemaLocation="http://www.loc.gov/MARC21/slim http://www.loc.gov/standards/marcxml/schema/MARC21slim.xsd">
  <record>
    <leader>00000cab a2200000   4500</leader>
    <controlfield tag="001">MAP20210025112</controlfield>
    <controlfield tag="003">MAP</controlfield>
    <controlfield tag="005">20210831145536.0</controlfield>
    <controlfield tag="008">210826e2021    esp|||p      |0|||b|spa d</controlfield>
    <datafield tag="040" ind1=" " ind2=" ">
      <subfield code="a">MAP</subfield>
      <subfield code="b">spa</subfield>
      <subfield code="d">MAP</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="084" ind1=" " ind2=" ">
      <subfield code="a">921.4</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="100" ind1=" " ind2=" ">
      <subfield code="0">MAPA20100049501</subfield>
      <subfield code="a">Conde-Ruiz, José Ignacio</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="245" ind1="1" ind2="0">
      <subfield code="a">Contra la precariedad laboral</subfield>
      <subfield code="c">José Ignacio Conde-Ruiz, Jesús Lahera Forteza</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="520" ind1=" " ind2=" ">
      <subfield code="a">El objetivo de este artículo es triple. En primer lugar, se analiza el problema de la alta temporalidad en España y sus efectos perniciosos sobre la economía. A continuación, se exponen las principales reformas llevadas a cabo en las últimas décadas para hacer frente a la precariedad laboral, así como la regulación vigente de los contratos de trabajo, distinguiendo entre el sector privado y el sector público. Vemos cómo las sucesivas reformas laborales (1997, 2001, 2002, 2006, 2010 y 2012) han intentado luchar infructíferamente contra la instalada precariedad de nuestro mercado de trabajo, donde hemos pasado, desde los años noventa, de derogar el contrato temporal descausalizado de fomento de empleo de 1984 al uso generalizado posterior de los contratos temporales causalizados flexibles. Por último, discutimos, con un enfoque jurídico-económico, dos posibles propuestas de un nuevo marco contractual contra la precariedad. Por un lado, analizamos el modelo del contrato único, que viene del mundo académico. Por otro lado, analizamos el modelo con tres contratos, siguiendo las reformas del Plan de Recuperación, menos ambicioso, pero probablemente políticamente más viable.</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="650" ind1=" " ind2="4">
      <subfield code="0">MAPA20080540876</subfield>
      <subfield code="a">Empleo</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="650" ind1=" " ind2="4">
      <subfield code="0">MAPA20080622756</subfield>
      <subfield code="a">Contrato de trabajo temporal</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="650" ind1=" " ind2="4">
      <subfield code="0">MAPA20080573591</subfield>
      <subfield code="a">Reforma laboral</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="651" ind1=" " ind2="1">
      <subfield code="0">MAPA20080637736</subfield>
      <subfield code="a">España</subfield>
    </datafield>
    <datafield tag="773" ind1="0" ind2=" ">
      <subfield code="w">MAP20077000611</subfield>
      <subfield code="t">Economistas</subfield>
      <subfield code="d">Madrid : Colegio de Economistas de Madrid, 1983-</subfield>
      <subfield code="x">0212-4386</subfield>
      <subfield code="g">01/07/2021 Número 174 - julio 2021 , p. 102-112</subfield>
    </datafield>
  </record>
</collection>